Un autógrafo de Tasso: El ms. II/3281 de la Real Biblioteca (Madrid) - (Perotti, Diego)


Este testimonio, conservado en la cámara de seguridad de la Real Biblioteca con signatura II/3281, es parte de un códice facticio formado por treinta y cuatro páginas impresas a las que se añaden quince folios autógrafos de Torquato Tasso que recogen treinta y nueve madrigales y cuatro cartas [cfr. IBIS]. Tanto la procedencia como la datación precisa de los folios manuscritos se hallan expresas al final de cada carta y atestiguan una sucesión cronológica que se extiende desde el 19 de noviembre al 16 de diciembre de 1592. Los madrigalesy las cartas se destinan a una misma persona: Carlo Gesualdo (1599-1613), conde de Conza,señor de Gesualdo y príncipe de Venosa. Su nombre está vinculado principalmente a la música polifónica, en la que destacó como intérprete y compositor entre los siglos XVI y XVII, tal como se desprende de la colección de partituras adscritas a su nombre recogidas en la obra Madrigali a cinque voci,publicada en Génova en la imprenta de Giuseppe Pavoni en 1613*.
 
Los datos derivados del estudio material de este manuscrito ofrecen una base sólida para afinar en la datación másprecisa de las páginas impresas:las filigranas de las primeras dos páginas recrean el escudo de Joaquín Murat (1767-1815),rey de Nápoles impuesto por Napoleón entre los años 1808 y 1815, tras la designaciónde su hermano José Bonaparte (1768-1844) para ocupar el trono de España. Además, en la cara interna del plano anterior del manuscrito, puede verse pegado un ex libris con la inscripción «Biblioteca del Rey N.Señor» correspondiente al reinado de Fernando VII (1784-1833) datable en 1817.
 
Las páginas que Francesco Daniele copió en 1808 para presentárselas a José Bonaparte carecen de numeración y constituyen el primer intento, podríamos decir, de edición de los madrigales de Tasso. El recopilador –más que un editor– prescindió de un método crítico en la copia limitándose a transcribir los versos autógrafos contenidos en los folios y modernizando las grafías donde lo consideró oportuno, sin preocuparse de considerar las numerosas variantes anotadas por el propio Tasso en el margen de las cartas que contienen los madrigales. El mérito indiscutible de Daniele es el dehaber conservado el manuscrito en el momento en el que se dispersaron los fondos de la biblioteca napolitana de San Paolo de ’C.R., evitando con elloque se pudiera haber perdido.
 
El valor,por tanto, de este autógrafo radica en su condición de testimonio único y,en consecuencia,en su importancia a la hora de fijar el texto de los madrigales transcritos. Hasta la fecha, los madrigales de Tasso contenidos en las cartas autógrafas del II/3281 se han publicado sin tener en cuenta el testimonio de la Real Biblioteca. La única copia existente derivada directamente del original fuela que sacó en limpio Francesco Daniele, poco antes de remitir el autógrafo de Tasso a España. Primero se la hizo llegar al abad Pierantonio Serassi, quien, a su vez, la adoptó como texto base en su publicación de la vida y la obra de Torquato. Las sucesivas ediciones de dichos madrigales, ordenados con mejor o peor criterio en los distintos compendios de las Rimas de Tasso, no se basaron nunca en el testimonio que los originó, un documento que se juzgó perdido y probablemente de esca-so interés en un periodo histórico en el que la crítica se volcaba en editar una serie de obras, consideradas más importantes,que contribuirían a fijar el canon del estilo tassiano.Todo ello a pesar de que el propio Serassi mencionaba en una nota incluida en el primer volumen de la Vita di Torquato Tasso[Roma,Pagliarini,1785,I,p.249] la existencia del autógrafo en manosde Francesco Daniele y la copia que le había hecho llegar cuando estaba preparando la edición de las obras de Tasso.
 
El testimonio del manuscrito II/3281 aporta la posibilidad de hacer algunas enmiendas al texto transmitido en sucesivasediciones de los madrigales,así como la de recuperar,a través de un aparato crítico,variantes hasta ahora inéditas que per-miten reconstruir la labor poética y el proceso creativo de Tasso.Sin ninguna duda,la dedicación a la poesía fue el principalempeño que acompañó al autor de la Gerusalemme liberata a lo largo de su vida,un compromiso que merecería una revisiónmás orgánica y estructurada de su producción,evitando reducirla,como ha ocurrido hasta la fecha,al genérico título de Rimasdispersas.* Partitura delli sei libri de’madrigali a cinque voci dell’Illustrissimo et Eccellentissimo Prencipe di Venosa, D. Carlo Gesualdo, Fatica diSimone Molinaro, Maestro di cappella nel Duomo di Genova,In Genova:Appresso Giuseppe Pavoni, MDCXIII, libro II. 

Descargar versión PDF