El Renacimiento Mediterráneo: Viajes de artistas e itinerarios de obras entre Italia, Francia y España en el siglo xv.


El Renacimiento Mediterráneo: Viajes de artistas e itinerarios de obras entre Italia, Francia y España en el siglo xv. [Catálogo de la exposición celebrada en: Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza del 31 de enero al 6 de mayo de 2001; Valencia, Museu de Belles Arts de Valècia del 18 de mayo al 2 de septiembre de 2001] Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2001.

El eje sobre el que se articula la exposición que da pie a este catáogo es la circulación de obras de arte, de personas e ideas en la cuenca mediterráea occidental en el siglo xv, que lleva a la formación de una koiné artítica y figurativa que se manifiesta en una evidente analogía en cuanto a formato, selección de soportes, ténicas, temas y estilo. Gracias a este proceso la pintura flamenca que se difunde por esta áea deja de ser una manifestación propia y exclusiva de Flandes y Borgoña para convertirse en un modo de expresión común a todo el área mediterráea o, como dice el comisario de la exposición Mauro Natale, «en una expresión lingüí­stica típicamente "latina"». El enfoque dado a la muestra permite así superar la concepción monolítica tradicional que tiende a presentar las manifestaciones artí­sticas por bloques nacionales - pintura flamenca del xv por un lado y pintura italiana del xv por otro- para tender puentes culturales en una Europa que está viendo surgir las fronteras de los modernos estados.

Este ambicioso proyecto se ve culminado con éxito gracias a una inteligente selección de obras de gran calidad, realizada en función de los materiales, de las técnicas y del uso del objeto artístico, ya que junto a pinturas al temple y al óleo, se exponen libros miniados, bordados, tapices, esculturas, relicarios, piezas de orfebrerí­a, etc. A pesar de que solo se exponen alrededor de cien obras, el panorama resultante no puede ser más evocador. Una muestra de la intensidad de los intercambios artí­sticos lo constituyen los Libros de Horas de la exposición que en muchos casos conjugan elementos típicamente flamencos, como el tratamiento de las telas, junto a elementos franceses e italianos (cat. núm. 18, 41, 63).

Un montaje sugerente permite reconstruir el mensaje que se ha querido transmitir en un marco cronológico estructurado en tres periodos: Un Mediterráneo cosmopolita. Circa 1390-1440, (cat. núms. 1-24); Un Mediterráneo bipolar. Circa 1440-1460, (cat. núms. 25-71) y Centros y territorios en Europa Meridional. Circa 1460-1500 (cat. núms 72-102). No hay diferencias de tratamiento en cada una de estas tres secciones que se distinguen en razón de la propia evolución artística de las piezas.

Resulta modélico el montaje de las piezas y el rigor observado en las medidas de preservación, en especial de los fondos bibliográficos que se exhiben, todos ellos obras de gran valor y fragilidad. Para ello se han previsto vitrinas individuales, con soportes y espejos que permiten visualizar las ricas encuadernaciones.

En cuanto al catálogo, está organizado, como viene siendo habitual, en dos partes. La primera está formada por una serie de artí­culos de especialistas de reconocido prestigio sobre distintos aspectos relacionados con el tema central de la exposición. Encabeza estas contribuciones la realizada por el comisario Mauro Natale, «El Mediterráneo que nos une», que ofrece el único panorama general para seguir la exposición a falta de introducciones que articulen cada sección; otras contribuciones centradas en aspectos concretos como la miniatura y la decoración de libros en distintas áreas geográficas son las de Joaquí­n Yarza, «La miniatura del Renacimiento», François Avril, «La iluminación francesa del siglo xv y el mundo mediterráneo», Gennaro Toscano, «Nápoles y el Mediterráneo» y Alberto Várvaro, «Los itinerarios de la cultura»; mientras que los artí­culos de Eduard Mira, «Del Mar del Norte al Mediterrá¡neo», y Jacques Heers, «El Mediterráneo como área de tránsito», abordan la cuestión desde premisas políticas y comerciales.

La segunda parte, que conforma el grueso del volumen, está integrada por el catálogo de las piezas que se exhiben en la exposición tanto en Madrid como en Valencia de acuerdo con el orden cronológico establecido en tres periodos.

Cada una de las piezas, ilustrada con una reproducción en color, es analizada de forma individual por un especialista. En primer lugar se ofrece una ficha catalográfica que sigue un esquema uniforme en las ciento dos entradas que contiene el catálogo: la ficha está encabezada por el nombre del artista autor de la obra expuesta, el tí­tulo por el que comúnmente se conoce la pieza, la fecha y el lugar de producción. En línea aparte y con una letra de menor tamaño, se indica el material y la técnica. En el caso de los libros, se aporta información complementaria sobre las caracterí­sticas físicas del soporte interno y externo. Por último, se indica la localización actual, la signatura, la procedencia, las referencias bibliográficas existentes y exposiciones donde se exhibió la pieza con anterioridad. Completa esta breve descripción técnica de la obra un comentario más amplio de carácter histórico y artí­stico. Además, se ofrece una reseña biográfica del artista. Cierra el catálogo un listado que incluye las referencias bibliográficas que aparecen a lo largo del volumen y las exposiciones.

Tanto en la primera como en la segunda parte se incluyen reproducciones de nuevas piezas que aportan información visual complementaria para entender muchas analogí­as y transferencias culturales. Los límites de una exposición no permiten, obviamente, exponer todos los elementos manejados en estos trabajos, lo que en ocasiones produce un desfase entre los niveles informativos de exposiciones y catálogos. En este caso concreto, la especializada información contenida en el catálogo ayuda a comprender esta muestra.



 

 


 


 

Descargar versión PDF