Lorenzo Ramírez de Prado en la Real Biblioteca - (Lilao, Oscar (Universidad de Salamanca))

No tuvieron demasiada suerte quienes dedicaron sus afanes, tiempo y dinero a formar ricas y selectas bibliotecas, puesto que tales recursos parecieron a sus herederos dignos de mejor destino. Así ocurrió con una de las más ricas bibliotecas del siglo xvii español, la de Lorenzo Ramírez de Prado. A su muerte, en 1658, la viuda no tardó mucho en expresar sus deseos de deshacerse de tan preciado bien. El destino se vengó: su marido había coleccionado «demasiados» libros y por fuerza había de haber entre ellos no pocos sospechosos, de modo que antes de ponerse a la venta debía sufrir la inspección de los visitadores del Santo Oficio. Así las cosas, doña Lorenza de Cárdenas no pudo desalojar a tan molesta inquilina hasta 1662, año en el que se data el impreso que contiene el inventario de los libros (Entrambasaguas 1943a; Rodríguez-Moñino).
Nada aparece en el testamento de Prado sobre el destino de los libros. Entrambasaguas, biógrafo de la familia Ramírez de Prado y editor del inventario de la biblioteca de don Lorenzo, postula una probable compra por parte del salmantino Colegio mayor de Cuenca, sin que aporte pruebas contundentes. Los hechos, sin embargo, parecen darle en parte la razón. Entre los libros que portan el exlibris de esta institución –tanto manuscritos como impresos– han ido apareciendo algunos con evidentes trazas de haber sido adquiridos, leídos y anotados por don Lorenzo.
Ahora bien, ya sea porque no todos los libros fueron a parar al citado colegio, ya por el inevitable destino de dispersión y rapiña que suelen sufrir las bibliotecas, podemos encontrar ejemplares que formaban parte de ésta en otros lugares. Una explicación de esta existencia dispersa de ejemplares del colegio podría ser la selección de libros impresos duplicados, que se hizo en la Universidad de Salamanca con destino al Seminario de Nobles de Madrid a principios del siglo xix: en el inventario conservado (AHN, Univ. Leg. 688), además de libros de los que no consta la procedencia (unos 4402), se recogen 2495 volúmenes del Colegio de Cuenca, una cantidad muy superior a la del resto de los colegios. No quiere esto decir que fuera la más rica, sino que en los libros de este colegio suele ser sistemática la presencia del exlibris manuscrito institucional y, por tanto, la información sobre la procedencia de los mismos está más clara.
Precisamente el exlibris del colegio nos ha traído hasta la Real Biblioteca donde, hasta la fecha, han aparecido diez volúmenes con esa procedencia. Tras haber ojeado en la Universitaria de Salamanca bastantes libros del colegio, que además han resultado ser de Ramírez de Prado, había que comprobar si los de la biblioteca madrileña tenían el mismo origen. Presentaremos a continuación los resultados del examen.
Dos de ellos quedan descartados por estar datados en fecha posterior a la muerte del bibliófilo (signatura x/771 y iii/6469). En otros tres hemos hallado algún signo de lectura. Dos de ellos solamente contienen una nota de lectura, en concreto una típica anotación de remisión a otra obra donde presumiblemente se puede ampliar la información del texto al que se refiere la nota. Los libros anotados son: C. Manasses, Annales graece ac latine (Leiden 1616; cfr. pág. 364; sign. vi/3581) y C. Dausqueius, Terra et aqua seu Terrae flotantes (Tournai 1633; cfr. pág. 160; sign. ix/6895). El tercero, F. Junius, De pictura veterum libri tres (Ámsterdam 1637; sign. xiv/110) está profusamente anotado (por ejemplo, en págs. 89, 98, 126, etc.) y tiene también otras marcas de lectura, como subrayados y serpentinas (por ejemplo, en págs. 24, 92ss, 187, etc.). Muchas de las notas contienen citas de Marcial o se añaden referencias a este poeta, además de las indicadas en el texto. El autor latino fue una de las grandes aficiones de Ramírez, como muestra una de sus primeras publicaciones, M. Valerij Martialis Epigrammatum libri XV Laurentij Ramirez de Prado Hispani, nouis commentarijs illustrati (París 1607), que además fue motivo de polémica con otros eruditos (Entrambasaguas 1943b: 42-43; Solís de los Santos: 673-675).
Un cuarto libro con el exlibris del colegio es J. van Meurs, Regnum Atticum sive De regibus Atheniensium eorumque rebus gestis libri III (Ámsterdam 1633; sign. iv/2308). No tiene ninguna anotación, pero esto no es prueba suficiente para negarle la pertenencia a Ramírez, cuya mano no aparece en muchos libros que presumiblemente fueron suyos. Sin embargo, por fecha y contenido, podría haber estado en sus anaqueles. Sólo en una página del inventario se citan diez ediciones en cuarto con obras de este autor (Entrambasaguas 1943a: II, 207).
Hemos citado anteriormente una de las posibles causas de la dispersión de la colección de impresos del Colegio de Cuenca. En lo que respecta a los manuscritos, la historia es más conocida: entre principios del siglo xix y 1954 los manuscritos de los colegios mayores salmantinos estuvieron en la Real Biblioteca. Aunque la mayoría retornaron a Salamanca, algunos quedaron en Madrid. El volumen que ahora vamos presentar fue objeto de una práctica habitual en las bibliotecas: la separación de las piezas que en origen componían un facticio, bien por la aplicación de algún criterio temático que se nos escapa, bien para separar piezas manuscritas de otras impresas. Creo que, en efecto, es el caso de la signatura iii/6502, en la que se reúnen actualmente cinco pequeñas piezas impresas, si bien contenía más, como parecen demostrar los números que llevan algunas de ellas. Pero el dato que resulta más claro en este sentido es el número que aparece en la portada de la primera obra («n. 64»). Estos dígitos corresponden sin duda a la numeración que don Antonio Tavira, obispo de Salamanca, dio a los manuscritos de los colegios salmantinos cuando confeccionó el listado que debía servir para su remisión a la biblioteca particular de Carlos IV. Entre los del Colegio de Cuenca se encuentra la siguiente descripción: «64. Relación del modo con que se gobiernan los padres de la Compª por el Dr. Benito Arias Montano. It. Varios papeles impresos 1 [vol.]. 4º» (cfr. BNM, Manuscrito 20619, fol. 80r-v). Quizá la copia de la carta de Arias Montano que se conserva en la Real Biblioteca ii/4038(5) es a la que se refiere Tavira.
En cuanto a la posible pertenencia a la biblioteca de nuestro bibliófilo, no he encontrado notas de lectura que nos lleven con seguridad a él. En dos de las piezas hay una anotación que no me atrevo a asegurar que sea suya. Sin embargo, la presencia de la firma de Gabriel de Henao podría conducirnos al erudito madrileño, pues ambos mantuvieron relación de amistad y aquél es autor de unos poemas dedicados a éste, donde aparece mencionado el «alcázar de las Musas, / del ilustre Laurencio librería».
Cronológicamente y por contenido, el también facticio ii/3286 encaja perfectamente en los materiales que, por su cargo en el Consejo de Indias, pudo haber reunido don Lorenzo: todas las piezas, impresas, tienen que ver con la América española. Sin embargo, no podemos ir más allá, pues ningún dato nos da la seguridad de que esos papeles pasaran por las manos del consejero.
Más difícil resulta suponer la pertenencia del siguiente impreso menor a la biblioteca de Ramírez. El contenido del folleto Caj/Foll4/42(1), unas constituciones del Colegio de la Santa Veracruz de Aranda (Madrid 1623?), no presenta signos de lectura y bien podría ser un tipo de texto interesante para otra institución similar como el Colegio de Cuenca. Tampoco en las otras piezas que compartieron anteriormente encuadernación con él –el manuscrito 2127 de la Universidad de Salamanca, con unas Cortes de Carrión de 1317; y el manuscrito ii/4038(2) de la Real Biblioteca, con un tratado médico (cfr. inventario de Tavira, BNM, Manuscrito 20619, fol. 142r, nº 361)– hay signos de haber sido pertenencias de don Lorenzo.
Hemos dejado para el final otro volumen facticio que comparte con alguno de los anteriores el origen en el fondo manuscrito del colegio y el mismo destino de separación de sus piezas: el conservado en la signatura iii/6490. El mencionado inventario de Tavira, en su número 249 –que es el que aparece en la hoja de guarda del volumen– reza: «Varias cartas impresas y m.ss. de D. Lorenzo Ramírez de Prado y de otros 1 [vol.] 4º» (cfr. BNM, Manuscrito 20619, fol. 114r). En la actualidad, se conservan unidas varias piezas breves, todas impresas, cuyo denominador común es Ramírez de Prado, que figura en todas ellas bien como autor, como firmante de algún paratexto o como dedicatario. Ciertamente, todas podrían considerarse como pertenecientes al género epistolar, porque a veces todo el contenido del impreso se resuelve en esa forma de expresión. Desde un punto de vista diferente, existe otro elemento en común, como es el hecho de compartir cierto carácter de rareza, pues no son abundantes en nuestras bibliotecas –probablemente tampoco algunos de ellos lo fueran en la época–: entre ellos encontramos piezas circunstanciales como el epitafio a Felipe III, redactado por Ramírez.
Este volumen posee la particularidad de tener un quasi gemelo en la biblioteca universitaria de Salamanca, donde, bajo la signatura 43248, encontramos una colección prácticamente idéntica a la de la Real Biblioteca. Ambos parecen haber sido ejemplares de trabajo de su posesor. El ejemplar de Palacio muestra abundantes anotaciones en muchas de sus piezas, excepto en una, que es precisamente la única que aparece anotada en el salmantino: Schediasma epistolare de liberalibus studiis (Amberes, 1649), obra del propio Ramírez a la que ha ido añadiendo lo que parecen nuevas referencias y citas de apoyo al texto.
El lector curioso podrá comprobar las referencias completas de los libros que hemos mencionado buscando en IBIS (Base de datos del patrimonio bibliográfico de Patrimonio Nacional), en la opción «Posesor». Así mismo, podrá encontrar detalles de las marcas de posesión de Ramírez de Prado, del Colegio de Cuenca y también de Gabriel Henao en la base de datos «Ex libris». El sitio web de la Real Biblioteca, http://www.realbiblioteca.es, da acceso a ambos recursos.

Referencias

Entrambasaguas, Joaquín de, La biblioteca de Ramírez de Prado, Madrid, CSIC, 1943a.
–, Una familia de ingenios: los Ramírez de Prado, Madrid, CSIC, 1943b.
Rodríguez Moñino, Antonio, Historia de los catálogos de librería españoles (1661-1840): estudio bibliográfico, Madrid, 1966.
Solís de los Santos, José, «El humanista extremeño Lorenzo Ramírez de Prado, entre Céspedes y el Brocense», en Eustaquio Sánchez Salor et al. (eds.), La recepción de las artes clásicas en el siglo XVI, Cáceres: Universidad de Extremadura, 1996, págs. 669-678.

 

Descargar versión PDF